La Cibeles, cerveza tradicional hecha en Madrid

Cibeles Naranja

Esta es una de esas historias que ponen a pensar a los escépticos de las casualidades y el destino, en donde en un sencillo viaje de placer que hice a la provincia de Segovia terminé descubriendo una excelente cerveza madrileña.

El viernes pasado fuimos invitados mi esposa, el niño y yo, por nuestra querida Filomena (de cariño, Filo) a pasar el día en la localidad segoviana de San Pedro de Guillos y degustar su famoso cordero. Son unos 120 km desde Madrid por la A1, pero en la compañía de nuestro párroco Don Basilio y su sobrina, quienes también estaban invitados, realmente el viaje se nos hizo corto.

Apenas comenzábamos el aperitivo cuando nuestra anfitriona, Filo, nos dice “¿Queréis probar unas cervezas que hace mi sobrino?”, y hombre, yo que siempre estoy dispuesto a toda nueva experiencia gastronómica me salió del alma un instantáneo ¡¿cómo no?!

Y así fue que tuve la suerte de degustar esta cerveza hecha en Madrid, y como pone su etiqueta, Con Agua de Madrid, y la verdad es que quedé gratamente sorprendido. Son cervezas artesanales sin filtrar, con cuerpo y sobre todo mucho sabor.

Me tocó probar dos variedades, la IPA DryHopping y la de Naranja. ¿que cuál me gustó más? Pues ¡Las dos!, realmente estaban riquísimas, con ese sabor que tienen los productos bien hechos con calidad, entusiasmo, pero sobre todo con amor (soy de los que piensan que la actitud con lo que se preparan los alimentos se refleja en la comida, para los que han visto la peli o leído el libro “Como agua para chocolate” entenderán de que hablo). Según su web son ya 10 sabores los que tienen y prometen más por venir.

A mi me encanta el sabor de la cerveza artesanal y cada vez que recibía visitas de familiares o amigos, que venían a Madrid por primera vez, solía llevarlos a la plaza Santa Ana, donde son famosas sus cervezas de propia hechura, pero la visita no solía durar mucho :-(, por un lado por su fuerte sabor, poco apreciado por quienes me acompañaban, y por el otro por su gradación, mas bien alta, de alcohol que ya con una sola jarra “entonaba” a mis acompañantes y teníamos que marcharnos.

Pero ahora gracias a este reciente descubrimiento puedo disfrutar en mi propia casa de este espectacular sabor, y  solo he probado dos variedades, por lo que tengo por delante varios fines de semana de degustación, junto a un choricillo a la sidra o unos calamares a la romana. Y yo que quería ponerme a régimen… 🙂

Cervezas La Cibeles

Print Friendly, PDF & Email
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario