2×1. Cupcakes de chocolate con cayena y Cupcakes de vainilla con chispas de chocolate

Cupcake cayena

Aquí estamos otra vez, los mismos del otro añoooo …

Ya sé que a algunos os sonará, para los que no, os cuento que es un aguinaldo venezolano y cómo somos los mismos del año pasado y acaba de terminar la navidad, nos viene de perlas 😉

Cómo tenemos tiempo sin publicar hoy les traigo 2 recetas.

Las primeras cupcakes son de chocolate con cayena. Ya sé que están de moda y de verdad os prometo que cuándo las hice ni me había dado cuenta, las hice para Carlos, porque sé que el chocolate con picante siempre le ha gustado. Los que nos conocen ya saben que nos chifla el picante, así que esta receta es ideal. El picante que utilizo es pimienta cayena molida y cómo siempre os digo, con el picante y las especias pues depende mucho del gusto de los comensales, yo os doy nuestra medida, que suele ser para valientes y vosotros luego la ajustáis.

La historia del chocolate con cayena no es moderna, cómo mucha gente puede llegar a pensar, el tomar el chocolate especiado se remonta en España al siglo XVIII que ya se tomaba a la taza con especias.

Y si nos remontamos a los Aztecas, eran ellos quienes preparaban el xocolatl, que era como llamaban al chocolate con una especie de agua con chile, semillas de cacao tostadas y harina de maiz para espesarlo. Y para los Mayas, lo más sabroso era la espuma, la cual lograban vertiendo la bebida de un recipiente a otro desde mucha altura.

Volviendo a tiempos modernos, de los chocolates con cayena en tableta que he probado, me gustan especialmente dos, el de Lindt, suizo y el de Fazer, finlandés.

Había 🙁 también una exquisitez familiar que nos regalaba la abuela Ledis y que ya no hacen…. Unas bolas de pasta de cacao, que debían derretirse lentamente en leche y se endulzaban y especiaban, con cayena y canela. Eso señores era un manjar, para cualquier época del año, aunque en verano había que ser muy valiente, pero igual estaba buenísimo.

La segunda receta son unas cupcakes de vainilla con gotas de chocolate, sencillas pero muy ricas.

Así que aquí os dejo con nuestro 2×1 de hoy, con historia y todo.

Espero os guste.

Cupcakes de chocolate con cayena y Cupcakes de vainilla con chispas de chocolate

By 27 enero, 2014

La receta que es traigo hoy es de Natalia y Nohemi, de la franquicia Dulces Ilusiones, que es donde estoy haciendo mi curso de reposteria creativa.

Para hacer los 2 tipos de cupcakes sólo tenéis que partir la receta en 2 y hacer 2 mezclas, en la preparación os especifico los cambios de cada receta.

Yo he añadido una buttercream de chocolate blanco para suavizar un poco el picante y darle un toque diferente a las cupcakes de vainilla. Las cantidades de butttercream que os paso me dieron una mezcla para unas 7 cupcakes con un decorado como el que veis en la foto. También están muy ricas solas, sin la buttercream, cómo siempre os digo, es a gusto del consumidor 🙂

La receta entera suele dar para unas 13 a 14 cupcakes.

Ingredients

Instructions

Para ambas mezclas

Recordar que la receta se parte en 2, para hacer 2 mezclas diferentes.

Precalentar el horno a 170ºC.

Colocar las cápsulas para las cupcakes en el molde para hornear cupcakes. Yo no recomiendo hacerlo sin este molde pues las cupcakes se pueden deformar e incluso derramar, pues la mezcla no es muy densa.

Se pone la batidora a velocidad media y se bate el huevo. Se añade la mantequilla derretida y se baja la velocidad para que se mezclen bien pero lentamente.

En un recipiente aparte de tamiza la harina y la levadura química, se agrega el azúcar, la sal y se reserva. (Ver cambios para cupcakes de chocolate)

Una vez que el huevo y la mantequilla estén bien mezclados se agrega la leche, se esperan unos minutos a que mezclen bien y se echan de golpe los ingredientes secos, se mezclan bien. (Ver cambios para cupcakes de vainilla)

Cupcakes de chocolate con cayena

Se sustituye la vainilla por cacao en polvo sin azúcar (no valen mezclas para hacer bebida achocolatada) y se tamizan el cacao y la cayena junto con la harina y el resto de ingredientes secos, y se continua con la preparación de la receta.

Cupcakes de vainilla con chispas de chocolate

A la hora de agregar la leche, se le echa también la vainilla, una vez que tengáis todo bien batido, echarle 3 cucharadas de gotas de chocolate para fundir, y se continua con la preparación de la receta.

Para rellenar las cápsulas

Siempre tener en cuenta que lo ideal para que las cupcakes no se desborden es rellenar las cápsulas hasta 3/4 de su capacidad, incluso si las váis a decorar con fondant, yo os recomendaría llenarlas hasta la mitad para que os queden lo más planas posible.

En mi caso, la cuchara para servir helado, al ras, me da la medida justa de 3/4 de cápsula, también podéis usar una medida de 1/4 de taza al ras. Esto tenéis que probarlo pues depende de la medida de cápsula que uséis pero cómo norma recordad que no se deberían llenar mas de 3/4 de su capacidad.

Así que partiendo de mi cuchara para servir helado, se rellenan las cápsulas y se hornean por unos 20 minutos con el calor por arriba y por abajo a una altura media en el horno. Yo coloco la bandeja del horno debajo de la rejilla donde coloco la del molde con las cupcakes para evitar que se quemen por debajo. Sabremos que están listas cuando pasados los 20 minutos pinchemos en el centro con un palillo y salga limpio.

Se sacan del horno y se dejan reposar 5 minutos dentro de la bandeja para hornear y luego se sacan y se dejan enfriar completamente antes de decorarlas con la buttercream.

Para la buttercream de Chocolate Blanco

Yo suelo usar las mezclas para buttercream que venden en las tiendas de reposteria por una razón, odio que a la buttercream se le sienta el azúcar, cosa que suele pasar con la mayoría de las azúcar glas que he probado. Me comentaron que hay una marca de azúcar glas que no se siente, pero como aún no he hecho la prueba no os puedo asegurar nada, así que luego os cuento.

Si no queréis usar mezcla para buttercream, la receta es igual de sencilla, se debe utilizar igual cantidad de azúcar glas que de mantequilla.

En nuestro caso, se siguen las instrucciones de preparado de la mezcla y una vez que se haya mezclado todo con la mantequilla se incorpora el chocolate blanco derretido y se bate unos minutos para que se mezcle bien, Se mete en la manga pastelera con la boquilla que hayáis escogido y a decorar.

Al derretir el chocolate en el microondas, hay que tener mucho cuidado de que no se queme, así que lo más recomendable es usar una temperatura media e intervalos cortos de tiempo, ir removiendo el chocolate y cuando esté derretido incorporarlo a la mezcla.

Un dato curioso con las cupcakes de choco-cayena, el picante se lo notaréis al final, es cómo si aflorara una vez os hayáis comido la cupcake. RECORDAR que a nosotros nos chifla el picante, así que prudencia con las medidas que yo os pongo en la receta.

¡Buen provecho!

Print
Print Friendly, PDF & Email
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja un comentario